Buscando el silencio

Cada tercer lunes de mes la cofradía te invita a detener el tiempo. Para pensar, para descansar, para sosegarte, para meditar, para rezar, para escuchar, para escucharte. Nos recogemos, más bien nos refugiamos, unos minutos en San Felipe de la mano de don Sergio, buscando silencio, paz, tranquilidad. Tal vez a nosotros mismos. Simplemente se trata de hacer una pausa para reflexionar, para hacernos algunas preguntas, para encontrar algunas respuestas. No es mucho más. Sólo eso. Un tiempo de reconfortante silencio, una vez al mes, al final de un largo día lleno de ruidos. Y se trata de hacerlo, como todo se hace siempre en la cofradía de la Piedad, rodeados de hermanos.

‘Si puedo hacer hoy alguna cosa, si puedo realizar algún servicio.
Si puedo decir algo bien dicho, dime cómo hacerlo, Señor.
Si puedo arreglar un fallo humano, si puedo dar fuerzas a mi prójimo.
Si puedo arreglarlo con mi canto, dime cómo puedo hacerlo, Señor.
Si puedo ayudar a un desgraciado, si puedo aliviar alguna carga.
Si puedo irradiar más alegría, dime cómo puedo hacerlo, Señor’.

Lunes de Oración (20-I-20)