Construyendo futuro desde la base

El fin de semana del 23 y 24 del mes de mayo tuvieron lugar las cuartas jornadas de convivencias para los niños de la Cofradía

convivencias_garrapinillos_2015_1

 

¿Cómo entretener y mantener ocupados a un grupo de niños durante un fin de semana del mes de mayo? Hay varias opciones: contándoles historias divertidas, llevándoles a una casa de campo a pasar la noche, practicando deporte por equipos, juntándoles en grupos de juegos al aire libre, haciéndoles preparar un menú para la cena, viendo alguna película, realizando manualidades con arcilla o construyendo una peana. ¿Una peana? Sí, una peana. Porque además de todo lo que sería común a cualquier grupo infantil, estos niños a los que nos referimos son cofrades de la Piedad y pasaban el fin de semana del mes de mayo en una especie de campamento reducido de la cofradía. Y, claro, suponemos que ahora ya no resulta tan difícil de entender eso de que los monitores les propusiesen a la muchachada, además de todas la actividades anticipadas y alguna más, lanzarse también a la construcción de una modesta pero trabajada peana. Y menos extrañará que la muchachada se pusiese manos a la obra inmediatamente. Ya lanzados, tras la peana vinieron los atributos y hasta una suerte de procesión estaba preparada y dispuesta en menos de lo que se tarda en contarlo. Vuelve a sorprender una vez más en estas cuartas jornadas de convivencias, todo lo que nuestros niños saben y conocen de la historia, la realidad y la actualidad de la cofradía. Sorprende, cierto es. Pero también anima y gusta y llena de orgullo. Digno de presenciar fue el corrillo que formaron en torno a don Sergio, al que escucharon, con el que dialogaron, al que sorprendieron. Con todo, si alguien alberga dudas sobre cuestiones relacionadas con nuestro porvenir, debería aprovechar un fin de semana del próximo mes de mayo para asistir a las que ya serán entonces las quintas jornadas de convivencia. Allí, al aire libre, en contacto con la naturaleza, se encontrarán lo mejor de nuestro presente, que es la garantía de nuestro mejor futuro: un grupo de infantes de la Piedad.

 

convivencias_garrapinillos_2015_2