El hoy

Como ya hemos indicado la Cofradía ya había diseñado sus características principales en los cincuenta. Sin embargo eso no le restó actividad. Se reforma el paso y se realiza una nueva corona para la Virgen en 1.955. Se participa activamente en Congresos, se convocan certámenes literarios.

En 1.961 se celebran las Bodas de Plata, buena ocasión para hacer balance de estos primeros 25 años de historia. Se realizan varios actos religiosos y culturales. Se celebran homenajes a los Papas Pío XI, Pío XII y Juan XIII. En este mismo año se restaura el altar de la Imagen Titular de la Iglesia de Santa Isabel.

En 1.965 se crea la sección de instrumentos. En ella sólo participaban timbales, siendo la primera cofradía zaragozana en introducir este instrumento en la Semana Santa. Esos veinticinco primeros timbales fueron el germen de la actual sección de instrumentos. Actualmente esta sección está compuesta por más de 250 hermanos distribuidos entre tambores, bombos, timbales y cornetas.

 

historia07

 

En el año 1.972 se celebra el Centenario de la realización de la imagen de Nuestra Señora de la Piedad. Con este motivo se convoca un concurso de pintura que tuvo como tema único “La Piedad”. En ese mismo año se reformaron los Estatutos que continúan vigentes hoy en día. La vida de la Cofradía va transcurriendo con normalidad durante los setenta. Se incrementa el número de hermanos, se repara la carroza de la Virgen, se colabora con la Residencia de ancianas de la Calle Palomar…

En los ochenta se afianza una relación que existía casi desde la fundación entre la Cofradía y la Hermandad del Refugio. En 1.984 la Cofradía es honrada con el título de “Bienechora” de la Hermandad del Refugio, en 1.985 se instalan por primera vez a cargo de los hermanos de la Cofradía de la Piedad las mesas petitorias de la Hermandad del Refugio que se sitúan en el Pilar. Ese mismo año, en junio, es inaugurada la “sala de la Piedad” en la sede de la Hermandad del Refugio.

En 1.986 se celebra el Cincuentenario de la cofradía. Exposiciones, conferencias, ciclos de cine religioso, homenajes a los hermanos fundadores… Fueron días de una intensa actividad. Ese mismo año se restauró la imagen del Cristo de la Piedad.

En 1.989 se realiza por primera vez el traslado procesional de la imagen del Cristo de la Piedad desde su emplazamiento habitual en la Hermandad del Santo Refugio hasta la Iglesia de Santa Isabel, en la noche del martes Santo. Merece la pena reseñar brevemente cómo fue el “nacimiento” de este acto reciente en nuestra historia.

 

historia08

 

Desde que en 1.941 la Hermandad del Refugio autorizó que la imagen del Cristo de la Piedad fuese portada por la cofradía en los desfiles procesionales, todos los Miércoles Santos el hermano cabecero era el encargado de recoger en el Refugio la Imagen del Cristo y, junto con otros hermanos, trasladarla de forma privada hasta la Iglesia de Santa Isabel, donde se montaba en las andas y se preparaba para que estuviese lista en la madrugada del Viernes Santo. La Hermandad del Refugio, dada esta especial relación que existía entre ambas hermandades, había planteado la posibilidad de realizar algún acto especial en su sede junto con la Cofradía.

Por otra parte algunos de sus miembros habían manifestado en varias ocasiones la “pena” que daba el ver como el Cristo era trasladado en una furgoneta. Coincidió que ese año la calle del Sepulcro y la Plazuela de San Nicolás se encontraba en obras haciendo imposible el paso de la procesión por el recorrido habitual.

Esta fue la primera y, hasta ahora única vez, que la imagen de Nuestra Señora de la Piedad no fue hasta la Iglesia de San Nicolás en la madrugada del Viernes Santo, debiendo volver a la Iglesia de San Cayetano y haciendo además imposible la celebración del Acto de la Piedad del Viernes Santo por la tarde. Todo este cúmulo de circunstancias derivaron en la creación de este acto y dado que fue arraigando entre los cofrades de la Piedad se continuó su realización en años posteriores, llegando hasta la actualidad.

En Noviembre de 1.993 se celebraron unas interesantes Jornadas de Reflexión de la Cofradía. En ellas, a través de diversas ponencias, se analizaron diversos aspectos de la Cofradía, surgiendo la necesidad de extender las actividades a todo el año. Fruto de esas jornadas son la aparición de la Revista Saeta, como vehículo de formación y comunicación dentro de la Cofradía, la institución del cursillo de iniciación para los nuevos hermanos y de ceremonia de jura y de acogida, la inauguración de una sede social…

En 2011 la cofradía celebró el 75 aniversario de su fundación.

 

historia09

 

Volver a La continuación o regresar a Los orígenes.