La Piedad está en la calle, también en el Pilar

Otro año más el grupo de la Cofradía de La Piedad estuvo presente en la Ofrenda de Flores y en el Rosario de Cristal. Este grupo de cofrades, familiares y amigos va en aumento cada año, lo cual es una buena noticia. En el caso de la ofrenda participamos 96 personas en un ambiente de hermandad y alegría. También nos acompañaron muchos niños.

Antes de comenzar nuestro caminar hasta depositar los ramos a los pies de la Virgen, rezamos todos juntos un Ave María que nos hace recordar que, en un ambiente festivo, participamos en un acto religioso de alabanza a nuestra Virgen del Pilar. El camino fue como siempre una oportunidad de disfrutar juntos y de compartir la experiencia… y las ricas viandas que trajeron muchos componentes del grupo (dulces, embutidos y el tradicional vino quinao) y que nos alegra el espíritu en nuestro caminar. Es de destacar la gran vistosidad de algunos de los trajes regionales de la gente que participó. De hecho, la ganadora del premio especial del Concurso de Traje aragonés organizado por el Ayuntamiento de Zaragoza para los participantes de la ofrenda fue para una de las componentes de nuestro grupo, hija y mujer de cofrades.

Ya en la tarde del día 13 salimos en el Rosario de Cristal acompañando al quinto misterio doloroso. También fuimos un numeroso grupo, esta vez guiado por nuestro guión flanqueado por los faroles de la cofradía. Fue una cita multitudinaria tanto en participación como en espectadores. Es un acto único en España por ser la representación “viviente” de un rosario con las impresionantes carrozas de cristal. Se trata de una auténtica joya que está muy dentro
del espíritu religioso zaragozano y que cada año se supera en vistosidad y recogimiento, si cabe.

Muchas gracias a todos los participantes que hicisteis posible que La Piedad esté en la calle durante estas Fiestas del Pilar. ¡Quedamos para el año que viene!