Jornada quinta

Jornada quinta (Quinta Estación), La última enseñanza. Lc. 22, 24-30.

“Vosotros no debéis proceder de esa manera”… Jesús nos invita a ser diferentes, a no ser como “el mundo viejo”, a asumir un  nuevo proceder en el que, el más importante, ha de ser como el menor, un proceder de hermanos, de tener presente siempre “al otro” y anteponer esa presencia a mis intereses.

Llevamos días recordando (ya lo sabíamos), que ese comportamiento es posible, lo recordamos a través de sanitarios, militares, guardias civiles, profesores, bomberos… y ciudadanos anónimos que anteponen a sus intereses, a  sus vidas, la vida de otros a los que ni siquiera conocen, y ese comportamiento, nos salva.

Dios Padre, ilumina nuestros corazones para que no nos sintamos superiores ni inferiores a nadie, pues somos todos igual de importantes a tus ojos.

Tomad, Señor y recibid
toda mi libertad, mi memoria,
mi entendimiento y toda mi voluntad;
todo mi haber y mi poseer.
Vos me lo disteis,
a Vos, Señor lo torno.
Todo es vuestro:
Disponed de ello según vuestra voluntad.
Dadme vuestro amor y Graciaque ésta me basta.

Lucas 22, 24-30

Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor.
Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; 
mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve.
Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve.
Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. 
Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, 
para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel.

https://www.biblegateway.com/