Vivir la Semana Santa

QUERIDO HERMANO:

¡¡ Recuerda que, COMO BUEN COFRADE, DEBES VIVIR CON INTENSIDAD LAS CELEBRACIONES LITURGICAS que la Iglesia propone para EL TRIDUO PASCUAL !!

TRIDUO PASCUAL, deriva del latín: “Tres días de Pascua”. Son los TRES DIAS más importantes de la Liturgia Cristiana, los más relevantes de la Semana Santa, en los que conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. El Triduo Pascual se inicia con el fin de la Cuaresma, en la tarde del Jueves Santo y concluye en la madrugada del Sábado al Domingo con la celebración de la Vigilia Pascual.

Nuestro ser cofrade, con nuestras obligaciones ineludibles que se concretan en preparativos de hábitos y capirotes, instrumentos y galas, hachas y atributos; en idas y venidas a participar en nuestros actos procesionales, velas, mesas petitorias, … junto a las consabidas obligaciones familiares de los días festivos de la Semana Santa, NO DEBEN DESPISTARNOS del sentido último y profundo de lo que estamos celebrando en estos tres días santos.

El Jueves Santo la liturgia nos propone los SANTOS OFICIOS DE LA CENA DEL SEÑOR, en los que conmemoramos nada más y nada menos que la Institución de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal, además de ser el Día del Amor Fraterno. En el Lavatorio de los pies a los apóstoles, Jesús nos recuerda que no ha venido al mundo a ser servido sino a servir.

Dado que nuestra Titular no comienza hasta medianoche, es la jornada más propicia para que TODOS podamos hacer el esfuerzo de participar en esta celebración allá donde mejor nos sintamos comunidad con nuestros hermanos, y si puede ser en familia ¡mucho mejor!

El Viernes Santo es el Día del Dolor, en el que nos sumamos a la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo y, como cofrades de La Piedad, muy especialmente al dolor de su Madre, a quien comenzamos acompañando ya en nuestra Titular. La liturgia de los SANTOS OFICIOS DE LA PASION DEL SEÑOR nos propone una celebración austera, algo sombría, sin Eucaristía (el Señor no puede hacerse presente pues ha muerto). El anuncio del servicio hecho por Jesús en la última cena se convierte en TOTAL ENTREGA para la salvación de todos nosotros, hasta su muerte en la cruz.

Habida cuenta de los horarios de nuestro Ejercicio de La Piedad y posterior procesión para incorporarnos al Santo Entierro nuestra participación en esta celebración se hace más complicada, pero NO IMPOSIBLE. Todo es cuestión de ser conscientes de nuestras prioridades y sabernos ORGANIZAR.

El Sábado Santo es el día triste de la cristiandad, el Señor ha muerto y nos ha dejado solos, con su madre, es el día de la Soledad de la Virgen. La Iglesias permanecen prácticamente cerradas y no hay ningún acto de culto. Es el día ideal para descansar de los esfuerzos procesionales pero con la mente y el corazón acompañando a María en su Soledad, viviendo serenamente con ella el dolor y con la Esperanza puesta en la promesa hecha por Jesús de renacer a la VIDA.

Todo culmina esa noche del sábado al domingo en la explosión de LUZ, AGUA, PALABRA, PAN y VIDA que supone la VIGILIA PASCUAL, preludio de la celebración durante todo el Domingo de la RESURRECCION DEL SEÑOR, auténtica razón y fundamento de toda nuestra fe.

La participación en la VIGILIA PASCUAL sí que debe ser de obligado cumplimiento para cualquiera que se considere seguidor de Cristo. Sin desmerecer el resto de celebraciones del Triduo, si por impedimento o dificultad debes decidir en qué liturgia participar, la VIGILIA PASCUAL, o en su defecto la EUCARISTIA del DOMINGO DE RESURRECCION, debe ser sin duda tu elección.

De cualquier manera, puedas participar físicamente en más o menos celebraciones, RECUERDA que como cristiano, como cofrade, estés donde estés, debes INTENTAR VIVIR CON SENTIDO, INTENSIDAD y PROFUNDIDAD todo lo que celebramos y conmemoramos en el TRIDUO PASCUAL.

Me atrevo a recordar aquí el lema de nuestra última Convivencia de Adultos de la Cofradía, celebrada en Junio de 2019, “Procesionar con Sentido: El Sentido de la Procesión”. Tener en la mente y en el corazón lo que celebramos estos días santos será sin duda “PROCESIONAR CON SENTIDO”.

Y por si no sabes dónde acudir, te recordamos aquí los lugares y horarios, más cercanos a nuestra Cofradía, donde acudir a participar de las Celebraciones del Triduo Pascual:

JUEVES SANTO. Santos Oficios de la Cena del Señor
San Nicolás – 18:00 h.
San Felipe – 18:00 h.

VIERNES SANTO. Santos Oficios de la Pasión del Señor
San Nicolás – 16:00 h.
San Felipe – 17:00 h.

SÁBADO SANTO. Vigilia Pascual
Basílica del Pilar – 22:00 h.
San Nicolás – 23:00 h.
San Felipe – 19:30 h.

En este 2021 el que conocemos de antemano la imposibilidad de procesionar y de vivir los actos propios de nuestra Cofradía, ningún hermano debería plantearse su Semana Santa sin programar su asistencia y participación activa a las celebraciones del Triduo Pascual, allí donde se sienta más comunidad cristiana con otros hermanos, pero ¡¡SIN FALTAR a la cita!!

Jose María Sebastián Machetti.
Delegado de Formación