Nuevos Hermanos 2021

Este fin de semana tuvo lugar en la iglesia de San Cayetano el Acto de Recepción de los nuevos Hermanos que entran a formar parte de nuestra cofradía. En un año especialmente complicado en lo que respecta a la organización de actos debido a todas las cuestiones relacionadas con la pandemia, la Junta de Gobierno de la cofradía tuvo claro desde un principio, que siempre que fuese factible, este acto tan importante y tan señalado en el calendario, debía seguir realizándose.

Por este motivo, y para garantizar la correcta realización del mismo, atendiendo a los límites de aforo y a las recomendaciones sanitarias, el acto contó con la participación de aquellos nuevos hermanos que solicitaron su acceso en la cofradía y fueron aprobados en capítulo, debiendo esperar para otro acto a realizar más adelante, aquellos hermanos aspirantes que por su edad, pasan a ser de número.

En la ceremonia, nuestro Hermano Mayor Pedro Cía, dio la bienvenida y la enhorabuena a los nuevos hermanos, y habló de la gran relevancia que este acto tiene para la Cofradía de la Piedad, siendo el segundo en importancia tras nuestra Fiesta de la Titular.

Nuestro hermano Delegado de Formación, Jose María Sebastián, habló a los nuevos hermanos de la cofradía acerca de la emoción que suponía, en un año tan complicado, “poder vivir este momento a los pies de nuestra Madre, Nuestra Sra. de La Piedad, quien desde su altar nos acompaña en esta tarde” y animó a mantener viva la ilusión “que hoy a buen seguro os embarga y pido al Señor que la trasmitáis a todos los hermanos y que la savia nueva que nos aportáis nos sirva de estímulo a todos para renovar nuestra vocación de cofrades de La Piedad”.

También nuestro Viceconsiliario Sergio Blanco tuvo unas afectuosas palabras de bienvenida a los nuevos cofrades de la Piedad a los que recordó las palabras que los días previos dirigiera en el curso de nuevos hermanos hablando del compromiso e identidad, “la IDENTIDAD de quienes se sienten cofrades de María y tratan de ser fieles a su misión de piedad; y el COMPROMISO de perseverar fieles a esta tarea, al lado de los hermanos y puestos al servicio de lo que éstos y el resto de los necesitados puedan precisar.”

Para terminar, animó a los nuevos hermanos a que den el paso y traten de integrarse plenamente en la Cofradía, no sólo para para que como hermanos de la Piedad vivan plenamente la profunda identidad de la misma, si no para que la propia cofradía no llegue a perderse el verdadero valor y potencial de quienes en esta tarde de marzo, entraron a formar parte de esta gran familia que es la Cofradía de la Piedad. ¡Bienvenidos!