La Semana Santa en el buzón

Recibir el folleto cada año representa un momento de emoción: nos anuncia que se acerca la hora de reencontrarse con Nuestra Señora y nos deja en sus páginas un pedazo de nuestra historia.
Cada año al despuntar la primavera regresa a nuestras vidas el folleto como un anticipo ya inevitable de lo que está por venir: se acerca la hora. El folleto de la Piedad es, sin lugar a la duda, el correo más esperado y ansiado. Quizá porque sitúa la noche anhelada al alcance de la mano, apenas a unas semanas, unos días, unas horas. Avanzada la Cuaresma, la Semana Santa se vislumbra en nuestras vidas porque lo anuncia ese sobre blanco en el buzón. Llegado el mes de marzo, un cofrade de la Piedad no precisa almanaque alguno porque ya tiene el folleto y eso significa que la hora está próxima. Merece la pena coger el sobre con cuidado -¡no me lo rompas!-, extraerlo con mimo, abrirlo despaciosamente, pasar sus páginas aspirando el aún fresco olor a tinta, a nuevo, a inmediato. Es un rito iniciático buscarse entre sus líneas, confirmar presencias: la del padre, la del hijo, la del hermano, la del primo, la del amigo, la propia. Luego, inevitablemente, detenerse en ese recoveco del recuerdo donde los rostros de quienes ya nos preceden en la procesión del Cielo nos miran ya para siempre desde el folleto. Cierto, la vida, la muerte, la esperanza, el sentido de eternidad, la amistad, el consuelo, la caridad, la madrugada, la Piedad… Todo está entre sus páginas. Este libro que muy probablemente descanse muy cerca de ti en este mismo instante, se ha editado ininterrumpidamente desde el año 1946. Es un pedacito de arte que resume en su interior la historia, la vocación, el empeño, el impulso y los sueños de generaciones de zaragozanos extraordinarios unidos por un mismo amor a pesar de la distancia del tiempo, a pesar del paso de los años. Este libro conviene leerlo, releerlo, repasarlo y consultarlo. Y sobre todo hay que guardarlo con esmero y cuidado en el mejor lugar de la biblioteca. Porque el folleto guarda mucho más que nombres con números. Uno a uno, desde 1946 hasta 2016, preserva nuestra esencia, nuestras raíces, nuestra memoria. Los folletos son la historia de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro. Y ahora mismo, tú, tienes un trozo de esa historia en tus manos. Conócela y disfrútala. Merece la pena.

Fdo. Fernando Ornat

 

La Piedad Zaragoza