Nuestra Colecta. Semana Santa de 2020

Hermano:

El amor y la devoción a Nuestra Madre, a la Piedad, es la aldaba que los Domingos de Pasión, antes de salir de nuestras casas para participar en la celebración de la Santa Misa de la Fiesta de la Titular, golpea en la puerta de nuestro corazón, de nuestra alma.

Ese golpe seco despierta nuestra caridad y generosidad. Mientras buscamos la medalla de la Cofradía, preparamos nuestra contribución a la colecta para las atenciones de la Secretaría de Caridad.

Te preguntas: ¿Para qué la colecta? ¿Cuáles son esas atenciones?

Nuestra colecta hace posible acompañar, escuchar, mirar, secar lágrimas, dibujar sonrisas, es salir de uno mismo y sentir la felicidad que proporciona dar y darnos a las familias que estamos acompañando desde la Cofradía.

Nuestra colecta hoy es que personas sin hogar están siendo atendidas por médicos y sanitarios en el Consultorio, que familias puedan pagar el alquiler, que tengan recursos económicos para: hacer su compra responsable de alimentos pudiendo elegir, es tener medios y recursos para su higiene personal, para que puedan mantener la limpieza de sus hogares, para que dispongan de luz, calefacción, mobiliario, … es que madres e hijos tengan un ordenador y conexión a internet en su hogares para que no abandonen formación, esto y más es nuestra colecta y lo es ayer, hoy y mañana.

Nuestra colecta significa también un compromiso por parte de las familias que quieren luchar y poner los medios para encontrar trabajo, para recibir formación laboral, para que niños y jóvenes puedan continuar con sus estudios; “no es pan para hoy y hambre para mañana”. Es contribuir en darles dignidad, oportunidades, ayudar a que las madres se valoren, se sientan responsables y protagonistas en ese esfuerzo por superar sus situaciones de marginación social, de dificultades culturales, económicas y de acceso a la nueva realidad social que está suponiendo la “era digital”.

Nuestra colecta es para unas personas y unas familias a las que la pandemia del “coronavirus” les está afectando igual que a ti hermano; pero probablemente, estas familias sienten que no están solas, sienten que la Piedad es Caridad.

Este Domingo de Pasión, de esta Cuaresma y Semana Santa del 2020, no hacemos materialmente la Colecta, se HARÁ, hermano no lo dudes. Y cuando llegue ese momento piensa: ¿para qué la colecta?

Vuestro Secretario de Caridad.
Domingo de Pasión 29 de marzo de 2020.

Fotografía: Ramón Comet